EMI: EXPEDICIONES DE MÍNIMO IMPACTO

“Durante años hemos utilizado la filosofía Leave No Trace o en español No Deje Rastro, pero la realidad es este concepto no pasa de ser una buena intención, aplicable tal vez a estadías muy básicas en ambientes de naturaleza, pero no es aplicable al crecimiento expansivo que vemos en el turismo de naturaleza actual.

Cuando el servicio forestal norteamericano desarrolla el concepto LNT en la década de los sesenta, busca sembrar una filosofía lo que finalmente se consolida con la alianza que establece con Nols el año 1994. Lo que la industria necesita hoy es una metodología para evaluar rápidamente los impactos que causa el turismo de naturaleza y como mitigarlos y reducirlos mediante una planificación y ejecución coherente y adecuada.” (Emi, Coderemoto, 2017)

“NO DEJE RASTRO promueve los siguientes principios:

  1. Planifica y prepárate de manera anticipada
  2. Viaja y acampa en superficie aptas y durables
  3. Elimina los residuos adecuadamente
  4. Deja lo que encuentres en su lugar
  5. Minimiza los efectos de las fogatas en campamentos
  6. Respeta la vida silvestre
  7. Se considerado con otros visitantes

 En Chile el turismo de Naturaleza ha aumentado exponencialmente su crecimiento, transformándose en uno de los principales recursos de exportación del país.

“El concepto de Ecoturismo surge como una respuesta o reacción ante el inminente crecimiento del rubro. Que implica un desplazamiento masivo de visitantes (y de todos los servicios y actividades que éstos demandan) hacia los ambientes naturales, un medio frágil, vulnerable, para el cual no es clara la consecuencia de su impacto”. (Mitzi Acevedo, Ecoturismo-Bosques y Comunidades del Sur de Chile, 2006)

Cuando realizamos actividad turística asociada a la naturaleza, la visión y el rol de los diversos agentes que usan u ofrecen los servicios, es diferente. Mientras el pasajero podría esperar que la responsabilidad del cuidado y protección del medioambiente corre por cuenta de quienes entregan el servicio, la realidad es que es una responsabilidad compartida.

El programa EMI busca abordar los aspectos y procedimientos más relevantes para la ejecución de salidas y realización de actividades en ambientes de naturaleza, que van desde excursiones simples en ambientes agrestes conocidos hasta expediciones de largo aliento en zonas inexploradas con especial énfasis en una primera etapa en los sectores del brazo noroeste del canal Beagle y la isla Navarino.

Este programa está enfocado en los impactos y efectos que producen las diversas expediciones o salidas a terrenos naturales y agrestes, sobre los suelos, la hidrósfera, la atmósfera, la biodiversidad vegetal y animal y en los habitantes del entorno.

El mayor desafío que enfrentamos es lograr, a través de este modelo de acción preventiva u otros mecanismos, un incremento substancial en la conciencia ciudadana y que los habitantes del planeta comprendamos que nuestras acciones sobre el medio, son en muchos casos irreversibles o que para revertirlas se tomarán muchos años y que probablemente traspasaremos parte del trabajo a las futuras generaciones.

Las visiones ancestrales han tomado relevancia en los últimos 20 años y hoy forman parte de los criterios para alcanzar la sustentabilidad de los territorios. La tranquilidad, el bienestar y la calidad de vida de las comunidades locales es fundamental para el desarrollo de los territorios.

El modelo permite identificar los impactos que una actividad al aire libre tiene sobre un lugar determinado, en temprana etapa de planificación, y con el fin de anticiparse a estos impactos mediante la instauración de medidas reductoras/ correctoras/compensatorias.

Para realizar entonces excursiones y expediciones terrestres y marinas de bajo impacto se considera la interacción de variables para establecer indicadores de fragilidad del ambiente e indicadores de impacto de las actividades más frecuentes que se realizan.

El objetivo de la tabla es la entrega una información sintetizada de los AMBIENTES y las ACTIVIDADES para que el usuario evalúe el impacto ambiental que producirá su actividad, antes de realizarla y pueda planificar acciones de mitigación.

Como está expuesto en la misma Tabla el usuario debe “seleccionar AMBIENTE donde estaré y registrar NIVEL DE FRAGILIDAD. Luego seleccionar ACTIVIDAD y registrar NIVEL DE IMPACTO. Si son dos o más actividades o ambientes elegir INDICADOR de más arriba. Unir los dos números y buscar INDICADOR DE REFERENCIA de acuerdo al DIAGRAMA de Conversión”.)

De la relación entre el índice de fragilidad ambiental / impacto ambiental de la actividad obtendremos un indicador del NIVEL DE EFECTIVIDAD Y OBLIGATORIEDAD de las medidas de reducción de impacto.

Hay otros factores que podrían potencialmente determinar la calidad e intensidad del impacto:

  • Cantidad de participantes de la actividad
  • Ratio entre profesionales vs pasajeros o participantes de la actividad
  • Frecuencia y extensión en el tiempo
  • Carácter de la expedición: profesional, turística, deportiva o recreativa
  • Nivel de complejidad de la expedición Estas variables podrían generar mayor o menor incidencia de los impactos derivados de la actividad realizada, pero en esta etapa de formulación de las bases las neutralizaremos y sólo consideraremos el AMBIENTE y el tipo de ACTIVIDAD.

 El siguiente paso ha sido especificarlas medidas correctoras del impacto ambiental de cada una de las actividades. Seleccionando aquellas medidas que se ajusten a cada actividad realizada, el usuario las implementará de acuerdo a la urgencia que determinan los indicadores, siendo los A, los de mayor Urgencia y los D, lo de menor.

Todas las medidas pertinentes de mitigación son muy importantes. Dependiendo de la ubicación en la Tabla (A.B.C.D.E) su aplicación es más o menos efectiva, ambientalmente más trascendente. Es decir, mientras más a la izquierda de la tabla se encuentre la medida, más importante será el nivel de afectación como medida de reducción de impacto porque afecta un mayor número de variables.

 Las nueve (9) variables afectadas seleccionadas

son las siguientes:

  1. Suelos
  2. Vegetación
  3. Hidrología
  4. Fauna
  5. Patrimonio
  6. Aire/Atmósfera
  7. Paisaje
  8. Comunidad
  9. Gestión del lugar

NOTA: más información sobre EMI y la manera de mitigar el impacto de tu expedición se puede conseguir a través de asesorías directas en CODE REMOTO al contacto joe.vidal@coderemoto.com

CONTACTO